Motor y… ¿al aire?

Recientemente pude leer en AVWEB un artículo de “Pelican´s Perch” sobre Killer Go-Arounds. El artículo trata sobre los “peligros” a la hora de realizar un “motor y al aire”, especialmente en aviones de hélice monomotores con mucha potencia.

El caso que se presenta en el artículo trata sobre un accidente ocurrido recientemente a un piloto de P-51 Mustang. El Mustang fue uno de los mejores cazas de la Segunda Guerra Mundial. Como buen caza, su excesiva potencia hace que la combinación vuelo lento y potencia del motor elevada sea una mezcla poco recomendable. No en vano, la técnica de despegue en muchos de estos aviones consistía en aplicar potencia progresivamente conforme se adquiere velocidad, pues muchos de estos aviones no tienen mando suficiente a bajas velocidades para contrarrestar los efectos que produce una hélice (torque, P-factor, efecto giroscópico y flujo de aire en espiral de la propia hélice).

Imaginemos la situación. Vuelo a baja velocidad (mandos no tan efectivos) aplicamos una potencia enorme y el avión simplemente se “enrosca” como se suele decir en el mundillo aeronáutico. No hay mando suficiente para reaccionar. Imaginemos que ocurre eso miso cerca del suelo. Y ahora imaginemos que eso ocurre cerca del suelo por “rebotar” durante una toma seguida de un “motor y al aire”. Esa es la secuencia de hechos que acabó con la vida del piloto del Mustang.

Algunos estarán diciendo que una Cessna de 160 caballos de potencia no es un Mustang de 1600 caballos. Observen el siguiente vídeo. En el podemos ver al famoso piloto de motociclismo Fonsi Nieto.

mms://media.telecinco.es/telecinco/informativos/informativos_ba/070413sbk1.wmv

Independientemente del personaje, observen la situación. Ese avión puede dar unos 310 caballos de potencia. Una mala recogida, un bote en un aterrizaje, aplicar potencia cuando el avión está “colgado”, o simplemente realizar un movimiento de mandos incorrecto al intentar corregir una actitud, puede acabar muy mal, como pudo acabar mal el aterrizaje de la Cirrus.

Podemos encontrarnos en esta situación cuando cometemos algunos de los errores más comunes durante el aterrizaje:

Balloon (Efecto globo)

o Demasiada presión o movimiento rápido del mando (sobrerotación)

o Hemos dejado algo de potencia durante el aterrizaje.

o Velocidad elevada

o Ráfaga de viento

Durante la instrucción nos enseñan que para corregir un pequeño efecto globo basta con relajar la presión sobre el mando hasta que el avión comience a descender nuevamente, si el descenso aumenta aplicamos potencia para compensar y aterrizamos normalmente.

Si el efecto globo es exagerado puede requerir un “motor y al aire”. Ya hemos visto la situación que podemos encontrarnos en estos casos. Por otro lado, se puede intentar volver a aterrizar en la pista si ésta es lo suficientemente larga. Todo depende de nuestra experiencia y de la longitud de pista.

Bounced Landing (Aterrizaje con bote)

o Recogida insuficiente o no suficientemente rápida

o Tomar primero con la rueda de morro.

o Aterrizar muy rápido

o Tirar demasiado hacia atrás después de la toma

La recomendación para un piloto inexperto es realizar un “motor y al aire”, auque también es posible recuperar relajando la presión del mando y añadiendo potencia para aterrizar normalmente. Una tendencia común en esta situación es empujar el mando para bajar el morro. Es lo que ocurre en el vídeo de la entrada anterior: un nuevo bote durante el aterrizaje.

Hang-Up (“Quedarse colgado”)

o No mirar lo suficientemente lejos en la distancia durante la recogida.

o Segundo intento de aterrizaje después de un efecto globo o un bote.

En el mejor de los casos “quedarse colgado” acaba con una “toma dura, toma segura” (Ver vídeo de la Cirrus).

Como podemos imaginar existen muchas situaciones que requieren la realización de un “motor y al aire”. Como vemos, la excesiva potencia a baja velocidad nos puede llevar a una situación comprometida. Sin embargo, el que les escribe tuvo la experiencia de comprobar que la falta de potencia durante un “motor y al aire” también nos puede llevar a una situación tipo “culillo apretado”.

En ocasiones, la utilización de Full Flap (y el aumento de resistencia que conlleva) puede suponer una ventaja durante una aproximación: menor velocidad de aproximación, mejor visibilidad y trayectoria de descenso más pronunciada. Al contrario, la utilización de Full Flap durante un ascenso no tiene ninguna ventaja. Durante un “motor y al aire” con nuestra Cessna típica de escuela configurada en Full Flap puede resultar en una subida muy difícil si es que incluso sube. Servidor se dejo la calefacción del carburador puesta durante una maniobra de “motor y al aire” en configuración Full Flap. El avión ni ganaba velocidad, ni subía. Si a ello le sumamos un aeropuerto “hostil” (LEBE) acabamos resumiendo como situación “culillo apretado”.

Sinceramente, después de esa experiencia con el avión configurado en Full Flap hace que me plantee realmente la necesidad de esa configuración. Me planteo analizar siempre las ventajas y, sobre todo, las desventajas que me puede suponer. Imaginen un fallo en el sistema de retracción del Flap durante un “motor y al aire” en un aeropuerto con “particularidades”. Tendré que aprender a prever las posibles situaciones de “culillo apretado”.

Las buenas técnicas aconsejan actuar de forma decisiva (con antelación), potencia máxima, calefacción de carburador a fría (mi fallo), cambio de actitud (Un Cessna 172 con Full Flap tiende a encabritarse mucho cuando aplicamos potencia, ¡Cuidado!) y compensar. Retraer flap de forma progresiva, compensar, establecer subida positiva Vx, limpiar el avión, compensar, Vy, ajuste potencia y volver a compensar si es necesario.

Si alguien lee el artículo original de “Pelican´s Perch” notará que su recomendación es aplicar la potencia necesaria para detener el descenso y posteriormente aplicar potencia progresivamente para iniciar un ascenso y continuar con el procedimiento estándar. Si bien, eso puede resultar en el caso de un Mustang, también es cierto que un Cessna 172 le cuesta incluso con potencia máxima. En cualquier caso, lo deseable es “ir por delante del avión” en la medida que nuestros conocimientos y experiencia nos permita

A entrenar “motor y al aire” y cuidado ahí arriba.

Anuncios

4 comentarios to “Motor y… ¿al aire?”

  1. interesante articulo…
    yo soy aeromodelista y como podemos ver en el siguiente video hay situaciones que se reproducen de igual manera, al fin y al cabo el principio es el mismo y solo cambia el tamaño de los aviones…

    Un corsair que sufrió esa misma experiencia durante el despegue con gas a tope…

    http://es.youtube.com/watch?v=AmTJSZn1U1M

    saludos

  2. andres25 Says:

    El procedimiento en la cessna 172 para go-around es potencia a tope a la vez que quitamos la calefacción del carburador y quitar un punto de flaps, una vez en ascenso y a sus respectivas velocidades vamos quitando progresivamente punto por punto los flaps. Por lo que en el relato que cuenta, se produjeron dos fallos:

    *La calefacción del carburador en on, que nos resta potencia para la maniobra requerida.

    *Full flaps, que por la gran resistencia y el momento de picado te deja en esa situación de “culillo apretado” que se hubiese solventado con más seguridad si hubiera quitado un punto de flaps.

    Saludos.

  3. Así es Andrés.

    ¡Gracias por el comentario!

    Saludos!

  4. Excellent site you have got here.. It’s hard to find high quality writing like yours these days. I really appreciate individuals like you! Take care!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: